Localización
Forma de explotacion
Caracteristicas
Tipo de recurso/ renovable-no renobable


La Pesca

La actividad pesquera permite aprovechar los recursos ictícolas- peces, moluscos y crustáceos- que ofrecen aguas marinas y continentales, ríos lagos y lagunas. Variedad de alimentos, harinas de pescado, fertilizantes y aceites, entre otros. Se pueden distinguir dos modalidades de captura en la pesca marina: la pesca costera (donde se divisa la costa) y la pesca de altura (en alta mar, sin visión de la costa).



La pesca utiliza recursos renovables y de otro tipo como materias primas de las que depende el sector. Entre los recursos renovables se cuentan las especies acuáticas, la tierra y el agua. Otros recursos se generan artificialmente, como es el caso de las semillas de vivero, los piensos y los fertilizantes. Los recursos pesqueros son finitos y el sector necesita competir por ellos con otros tipos de uso, especialmente porque la producción mundial sigue creciendo. La producción mundial de pescado llegó a un nuevo máximo de 133 millones de toneladas en 2002.

Métodos

Los métodos de pesca varían de acuerdo a la región, la especie explotada y la capacidad económica y tecnológica de los pescadores. Una pesquería puede ser una actividad de un solo hombre con un bote y nasas de uso manual, hasta una flota de barcos pesqueros y factorías flotantes capaces de procesar toneladas de pescado cada día. Algunas de las técnicas comerciales más comunes hoy en día son la pesca de arrastre, las almadrabas, los palangres y las redes agalleras.
Pesquerías importantes
Existen varias pesquerías de importancia mundial para diversas especies de peces, moluscos y crust. Sin embargo una cantidad muy limitada de especies componen los volúmenes más importantes de las pesquerías mundiales. Entre ellas están las pesquerías de aranques, merluza, sardina, atún, rodaballo, lisa, calamar, gamba, salmón, cangrejo, langosta, ostra y vieiras. Todas excepto las últimas cuatro que representan una captura global.Por encima del millón de toneladas en 1999, y tan solo el arenque y las sardinas constituyen un volumen de captura de más de 22 toneladas métricas en 1999. Muchas otras especies son explotadas en pesquerías locales o globales pero representan volúmenes de captura considerablemente más bajos.